In memoriam Leopoldo Zugaza, promotor también de la bibliografía musical vasca

A la edad de 90 años se ha extinguido en Durango una de las potencias culturales más destacadas del País Vasco desde mediados del siglo XX: Leopoldo Zugaza. Personalidad de enorme inquietud cultural ha sido promotor e impulsor de destacadas entidades activas como la Asociación Gerediaga, organizadora de la Feria del Libro y del Disco vasco de Durango, del Museo de Arte e Historia de Durango (con el que publicó la reimpresión de la Colección de Cantos Vizcainos de Bartolomé de Ercilla el año 1988) o del PHotoMuseum de Zarautz.

Siendo una de sus pasiones el mundo del libro y de la bibliografía creó el Instituto Bibliographico Manuel de Larramendi y organizó dos Congresos Vascos de Bibliografía. ERESBIL intervino en el primero celebrado en Zarautz en 2011 con la comunicación “La música y los documentos efímeros: un reto para el control bibliográfico” y en el segundo, celebrado en Zarautz el año 2012 con la comunicación “Publicaciones periódicas musicales vascas en Eresbil”.

Leopoldo Zugaza desarrolló durante años la labor de asesoría del Departamento de Cultura de la Caja de Ahorros de Vizcaya, posteriormente Bilbao Bizkaia Kutxa, especialmente en el apartado de publicaciones. Personalidad sensible al arte de la música y bien conectado con los medios musicales vizcaínos, una de las múltiples ideas fue crear una colección denominada Biblioteca musical del País Vasco. Se publicaron bajo los auspicios de la BBK los siguientes títulos en esta colección:

  1. José Antonio Arana Martija. Música Vasca (2ª ed., 1987)
  2. -3-4. Carmen Rodríguez Suso. La monodía litúrgica en el País Vasco: Fragmentos con notación musical de los siglos XII al XVIII (3 vol., 1993)

Nueva imagen (2) Nueva imagen (3)

Una de las creaciones de Leopoldo Zugaza, junto con su hijo Alejandro es Ikeder. Ikeder, S.L. tal y como indica la información de su página web es una empresa del País Vasco fundada en 1991, dedicada a la gestión del patrimonio, la creación de diseño editorial, ejecución y mantenimiento de servicios culturales. Una de las actividades en la que ha destacado ha sido la organización de exposiciones sobre diversos aspectos de la cultura. En relación a la música, además de otros proyectos, desarrollaron las dos siguientes:

Felipe Gorriti: Guía de visita (1997)

José Manuel Horna: Roundjazz: Sustraiak eta Abarrak (2003)

Exposiciones de música

Leopoldo Zugaza ha sido también el impulsor de una buena cantidad de cabeceras de revista, de cultura en general, de poesía, de artes plásticas. En relación a la música promovió la publicación:

Revista MINIMA

Director: Alejandro Zugaza

Colaboradores: Carmen Rodríguez Suso, Natalie Morel, José Luis García del Busto…

Cada número incluye una partitura en la parte central de la revista.

Se editaron 3 números entre los años 1991 y 1992.

El título de la revista dio lugar algunos años más tarde a la Colección de monografías MINIMA: MÚSICA, DANZA, DRAMA, de IKEDER, que ha publicado los siguientes títulos:

  1. Ramón Rodamilans. En busca de Arriaga (2000)
  2. Andrés Isasi. Lieder (2003)
  3. Jesús Villa Rojo, ed. Carmelo A. Bernaola: Estudio de un músico (2003)
  4. José Antonio de Donostia. De música vasca (2004)
  5. Natalie Morel. Ópera Vasca (1884-1937). Edición de Juan Antonio Zubikarai (2006)
  6. Jesús Villa Rojo, ed. Músicas actuales: Ideas básicas para una teoría (2008)
  7. Gorka Aulestia. Geure Gotzon (2010)
  8. Ramón Rodamilans. Andrés Isasi y su entorno (2010)

Col. Minima 8 - Andres Isasi Col. Minima 7 - Aulestia Col. Minima 5 - Opera VascaCol. Minima 3 - BernaolaNueva imagen (4)

Leopoldo Zugaza, gran amante de las artes plásticas, tenía un especial interés por la obra gráfica, de manera que el diseño no le era en absoluto indiferente. Buena prueba era su participación en el diseño de colecciones de discos compactos, como son la Colección de Compositores Vascos Actuales publicado por la BBK así como algunas de las colecciones de grabaciones históricas de aus_Art Records publicadas por el recordado Juan Rekarte.

La música fue una de las múltiples pasiones que alimentaba constantemente Leopoldo Zugaza, quien mantuvo con ERESBIL una cordialísima y fructífera colaboración. Entre otras acciones las partituras que se publicaron con los tres números de la revista Mínima eran selección y edición del archivo. Ojala toda la acción cultural desplegada por Leopoldo en su fructífera vida sea simiente de nuevas ideas y proyectos. ¡Milesker por todo tu trabajo Leopoldo!.


TOMAS ARAGÜÉS IN MEMORIAM

TOMAS ARAGUES
Ayer falleció Tomás Aragüés Bernad, una gran pérdida para todos. Compositor, profesor y director, siempre recordaremos su afabilidad y disposición a colaborar en todas las iniciativas musicales que se le llegaron a proponer. La estrecha colaboración con entidades musicales cercanas y en especial con Musikaste como director en diversas formaciones y compositor desde 1976 hasta 2021, dan muestra de la entrega a los demás en su carrera artística.
DEP

PELLO ZABALA IN MEMORIAM

Un entrañable y breve recuerdo biográfico para Pello Zabala, un apasionado de la música. Organista, divulgador musical y compositor, su vida ha estado ligada al Santuario de Arantzazu. En su Amezketa natal recibió las primeras lecciones de solfeo y participó en el coro parroquial. Tras tomar el hábito franciscano, a la edad de 15 años en Zarautz, inicia sus estudios de órgano con Jose Mª Ibarbia, Estanislao Sudupe y armonía con Victor Zubizarreta. Entre las obras que creó destacaríamos la composición de música religiosa dedicada a la actividad del Santuario y editada en la colección Ezkila (Belloc – Urt). Pello Zabala MusikastenPero es en su entrañable labor de divulgador de la música clásica y gregoriana durante más de 20 en Euskadi Irratia (“Klasikoak gaur” y “Fonoteka”) la que más reconocimiento público le ha proporcionado. En vida donó su rica fonoteca a Musikene – Centro Superior de Música del País Vasco, con el objetivo de propiciar su uso permanente. Goian bego!

Patxi Oliden (1923-2020)

PatxiOliden2

 

El 15 de enero de este año 2020 fallecía en Orio el profesor, organista, compositor e inventor Patxi Oliden a la edad de noventa y seis años.

Había nacido en Orio (Gipuzkoa) el año 1923. Ejerció durante años de profesor en la Escuela profesional de Zubieta, hasta su jubilación. Ha sido asimismo mecánico, micólogo y artesano de tablas de surf, habiendo fabricado tablas a finales de los años 60.

Músico autodidacta, aprendió la guitarra con 55 años, ejerció asimismo de  organista y dirigió un coro. Es creador y armonizador de melodías para coro; en 2015 confesaba que componía canción y media al día, contabilizando entonces un total de 8.217 canciones.

En junio de 2019 ingresó en ERESBIL el fondo que inicialmente depositó el propio Patxi Oliden en la Escuela de Música Danbolin de Orio, donde ha quedado una copia informática de todas las partituras.

El fondo recogido en ERESBIL contiene 30 cajas especialmente diseñadas para contener partituras en papel agrupadas en 9 conjuntos por cada una de las 30 cajas; cada uno de los conjuntos  consta de unas 30-35 partituras.

José Luis Ansorena (1928-2019)

 José Luis Ansorena ha sido un trabajador incansable, que ha desarrollado su labor de forma reservada y tenaz. Hombre polifacético, su quehacer se extiende al ámbito de la creación musical y el canto.

El día 1 de mayo de 2019 fallecía en Pamplona José Luis Ansorena. Nació en San Sebastián en 1928. Tras cursar estudios de armonía, composición y piano en el Conservatorio donostiarra con Luis Urteaga y Beltrán Pagola. En 1942 ingresa en el Seminario Capuchino de Alsasua, compaginando los estudios eclesiásticos con los musicales. Ordenado sacerdote en 1953, durante los siguientes años crea y dirige diversos coros en Pamplona, Zaragoza y Rentería, donde funda la Coral Andra Mari (1966), el coro infantil Orereta (1968) y el coro juvenil Oiñarri (1976). Con el objetivo de difundir la música creada por compositores vascos, en 1973 crea el ciclo Musikaste y al año, el Archivo de Compositores Vascos Eresbil, orientado a recopilar y conservar el patrimonio musical vasco. Ha ejercido como organista en los destinos religiosos que ha ocupado. Es autor de numerosos estudios, artículos, libros o catálogos de compositores relacionados con la música vasca, como la biografía de Aita Donostia, la monografía sobre el txistu y los txistularis, así como los catálogos musicales de N. Almandoz, J.Mª. Usandizaga, P. Sorozábal y P. Donostia. En su faceta de compositor ha compuesto música religiosa y coral.

Impulsor de la Coral Andra Mari, promovió y desarrolló Musikaste y el archivo ERESBIL. Para definir su carácter, su sabiduría y forma de ser, sirve aquella cita que On Jose Miguel de Barandiarán aprendiera de labios de su madre: tenemos que ser como el peral, que cuantos más frutos da más bajas tiene las ramas.

Ansorena ha enriquecido nuestro espíritu y ha contribuido a cimentar un nosotros abierto y armónico. La música y el canto – y qué decir cuando nos estamos refiriendo a una coral- son creaciones para uno mismo y para los demás. A través de ellas construimos el nosotros. Con su labor,  José Luis Ansorena ha mejorado y embellecido nuestro país y nuestra sociedad.

Agur eta ohore!

Más información sobre la personalidad y obra de José Luis Ansorena:

José Luis Ansorena (1928-2019)

IN MEMORIAM IGNACIA OLAIZOLA (1919-2019)

Nace en San Sebastián en 1919 en el seno de una familia musical, siendo su padre, Gabriel Olaizola, su primer profesor de canto. Forma parte como soprano de las entidades Euzko Abesbatza y Eresoinka, donde se estrenó como solista. Permanece con la familia en la región francesa de la Gironde durante la guerra civil, regresando en 1941. Fue alumna de canto de Mª Teresa Hernández, con quien cantó en el Coro Maitea de voces blancas. Formó parte en los años cuarenta de la Compañía Lírica de aficionados formada en San Sebastián, con la que interpretó ópera y zarzuela.

Profesó los votos en la orden de las Hermanas de la Providencia, optando por el nombre religioso de Mª Gabriela. En sus destinos de Salvatierra y Vitoria fue la responsable de preparar un grupo coral para las celebraciones religiosas. Para estos coros ha compuesto una veintena de obras para tres y cuatro voces que han visto la edición el año 2007. Residió en sus últimos años en Vitoria-Gasteiz. Fallece en dicha ciudad el 3 de abril de 2019.