Inicio de la página

AYUDAS A LA ACCESIBILIDAD

EL TXISTU

Fuentes, Documentos sonoros, Repertorios en Eresbil


 

CONTRADANZA / ARIN-ARIN
La contradanza nació en Inglaterra y parece que llegó a España a través de Francia, donde había tomado características particulares hacia finales del siglo XVIII. Al País Vasco, sin embargo, en particular a Bilbao y Bizkaia llegó directamente desde Inglaterra como consecuencia de la profunda relación comercial y cultural que mantenían entre ellas. Quizá por ello el apelativo de Bizkai dantza, que le dedicaba Iztueta. A partir de la contradanza se conformará lo que hoy se suele llamar arin-arin o porrue de la danza popular al suelto vasca. En la actualidad el nombre de contradanza se suele reservar a aquellas con carácter más antiguo y se suelen danzar en general al suelto o enlazando las manos y en corros.

Safo
Eusebio Basurko fue tamborilero primero y director de los txistularis municipales donostiarras entre los siglos XIX y XX. Esta contradanza, que tiene el carácter de las más antiguas, figura en su repertorio. 

Errenderikoa
Manuel Ansorena, tío de Isidro, aunque nacido en Hernani, obtuvo la plaza de tamborilero municipal de Errenteria, que ejerció entre los siglos XIX y XX. Este arin-arin que todavía se escucha en muchos lugares, pertenece a su repertorio.

Lapur txiki
La contradanza se extendió también en las Américas, donde se mestizó con la síncopa propia de la música africana, llevada por los esclavos negros, dando lugar a la Contradanza a la manera de la Habana, que comenzó a denominarse así y prontamente se convirtió en Habanera. Su vuelta a Europa se produjo a través de los viajeros y marineros que cruzaban el océano y por ello se une habitualmente su imagen a las localidades costeras. Es danza cálida de parejas fuertemente enlazadas. Lapur txiki está tomada del repertorio de Isidro Ansorena.

 


ERESBIL

Archivo vasco de la música
Tel.: (34) 943-000868 • Fax: (34) 943-529706
E-mail: bulegoa@eresbil.eus