Inicio de la página

AYUDAS A LA ACCESIBILIDAD

EL TXISTU

Fuentes, Documentos sonoros, Repertorios en Eresbil


Ampliación del conjunto txistulari

Hemos visto cómo el intérprete que nació exclusivamente como flautista, se asoció con el tamboril para convertirse en un importante instrumento de danza.

Con el correr de los años interesó destacar el ritmo del tamboril y se unió al txistulari solitario un compañero, que cumpliese este objetivo mediante el tañido del atabal, tambor de mayores dimensiones y mayor profundidad de sonido, mayor en todo que los actuales.

A mediados del siglo XVIll aparecen documentos, en los que consta la contratación de dos tañedores de silbo, con sus correspondientes tamboriles, además del atabalero. Se encarecen los contratos y se enriquece la música, aunque solo sea por simples terceras armónicas.

Tamborileros de Zegama (Gipuzkoa). El atabal, mayor que los de ahora.

En la antigüedad los griegos habían constituido en sus teatros coros o grupos de flautas, que interpretaban melodías unisonalmente. No conocían la polifonía.

Los contratos de dos txistularis anuncian la aparición de la polifonía en la música de txistu, una polifonía elemental, simplista, puesto que los intérpretes desconocían el solfeo y la armonía. A pesar de todo eran los comienzos de un futuro enriquecimiento de la música de txistu y para los txistugiles una exigencia mayor de cuidar la afinación correlativa en la fabricación de los txistus.

Un nuevo paso para la ampliación del conjunto txistulari tendría lugar en el siglo XVIII. No es fácil por ahora hablar de fechas, aunque podemos suponer que tuvo lugar a finales de siglo. Se trata de la creación del txistu-bajo o silbote.

En los "Papeles de Humboldt"1 existe un trabajo intitulado "La Música en el País Vasco", atribuido a Moguel y que Justo Gárate suponía que estaba escrito en 1802. En él se describe el txistu, al que llama" ... chilivituba, y en Español silvo ...". Seguidamente añade: "Para la música en varias partes, usan de otro silvo mayor, que está naturalmente en tono de Capilla, y entonces, este [hace] la segunda
voz".

Podemos, pues, deducir que el silvo mayor o silbote era ya conocido a finales del siglo XVlll. La afirmación "este [hace] la segunda voz" dificulta la clarificación de su empleo. En estos "Papeles de Humboldt" hay "Zorcicos a dúo para silbo" ¿dos txistus? y una pieza "para sil bote solo".

El P. Donostia aporta el dato extraído del Archivo Musical de Bilbao año de 1828: "El músico silbote cobró 600 rs... "2.

De cualquier manera no está suficientemente clarificado si el silbote era el instrumento bajo de un trío o era el intérprete de la segunda voz, desconociéndose todavía los tríos de dos txistus y silbote.

Mucho más tardíamente, en 1884 en San Sebastián se convocó un concurso de composición para banda de dos txistus y dos silbotes sobre música exclusivamente vascongada, o bien tomada de los clásicos Haydn o Mozart"3. Se trataba de llenar el hueco o vacío de música escrita para tríos o cuartetos de txistu y silbote. La acumulación paulatina de partituras manuscritas para txistu, procedentes del siglo XIX, y reunidas en ERESBIL (Errenteria) nos muestra sin excepción obras para uno o dos silbos.

Banda Municipal de San Sebastián con el nuevo atabalero Evaristo Goñi, 1934

Cuando en 1927 se fundó en Arrate (Eibar) la Asociación de Txistularis del País Vasco, los txistularis reunidos con este objetivo el 20 de setiembre recibieron las obras expresamente compuestas para esta ocasión por Eduardo Gorosarri para dos txistus y dos silbotes4. Esto da a entender que todavía subsistía la idea de una plantilla en forma de cuarteto. Sin embargo desde la aparición de la revista Txistulari, las partituras se escribieron para dos txistus y un silbote y la Banda de Txistularis quedó fijada de esta manera.

 


(1) Donostia, P. Obras completas. Tomo VIII, p. 1535
(2) Donostia, P. Historia de las danzas..., op. cit. p. 63
(3) Rodriguez, José Mª. Breves apuntes históricos. Un concurso de composición de 1884 en Rev. Txistulari, nº 91, p. 16
(4) Manuscrito inédito existente en Eresbil


 


ERESBIL

Archivo vasco de la música
Tel.: (34) 943-000868 • Fax: (34) 943-529706
E-mail: bulegoa@eresbil.eus