Inicio de la página

AYUDAS A LA ACCESIBILIDAD

EL TXISTU

Fuentes, Documentos sonoros, Repertorios en Eresbil


El origen del txistu

El problema del conocimiento del origen del txistu es similar al de la aparición del hombre en la tierra: supuesta su procedencia del animal irracional ¿en qué momento se puede decir que el animal se convirtió en hombre? ¿puede llamarse txistu a las flautas primitivas del hombre de las cavernas o a las flautas de la antigüedad, comunes en las civilizaciones de los cinco continentes? Creemos que no.


Cuando los juglares extranjeros aparecieron en la Edad Media en los medios culturales más altos o en los pueblos del País Vasco, es evidente que presentaban y desarrollaban un arte musical europeo, que fue imitado por nuestros juglares autóctonos, a medida que fueron apareciendo en nuestra tierra.

Cuando nuestras clases cultas abandonaron las flautas y quedaron en manos del pueblo, fue éste el que las definió como algo suyo, tanto en su fabricación, como en la música que habían de interpretar y los momentos en que habían de intervenir.

No debemos olvidar que en el País Vasco existieron otros instrumentos musicales de aprecio popular. Tras su progresiva desaparición, nuestros antepasados afirmaron su predilección por la flauta, a la que fueron incorporando paulatinamente los refinamientos que le han caracterizado como txistu.

¿Cuándo se inicia este proceso evolutivo?

Es lógico que en la respuesta a esta pregunta existan diferencias de apreciación.

Para nosotros el origen del txistu tiene su punto de partida en el Renacimiento.


 


ERESBIL

Archivo vasco de la música
Tel.: (34) 943-000868 • Fax: (34) 943-529706
E-mail: bulegoa@eresbil.eus